viernes, 19 de octubre de 2007

FIBROMIALGIA

La fibromialgia es un síndrome de causa aún desconocida caracterizado por el dolor crónico de los músculos, de los tejidos que conectan los huesos y de los tejidos fibrosos (ligamentos y tendones), acompañado de un agotamiento generalizado y que, a diferencia de la artritis, no ocasiona hinchazón de las articulaciones.


Unidos a estos se presentan otros síntomas como la rigidez o anquilosamiento, dolores de cabeza y cara, trastornos del sueño, dificultad para concentrarse, trastornos digestivos (dolor abdominal, meteorismo, estreñimiento, diarrea), problemas genitourinarios, parestesia (hormigueo y entumecimiento en manos y pies), desequilibrio, trastornos en las piernas (“síndrome de las piernas inquietas”), hipersensibilidad del sistema nervioso a la luz, a sonidos, a toques o a olores, alteraciones en la piel (sequedad, manchas, purito), depresión y ansiedad.


Esta enfermedad no se puede diagnosticar a través de las pruebas de laboratorio. Los pacientes que la sufren se realizan radiografías, analíticas de sangre y biopsias musculares y sus resultados siempre están dentro de la normalidad.


En general, los pacientes de fibromialgia presentan un aspecto saludable (cosa que dificulta su valoración) y sólo el estudio detallado de sus músculos indicará las zonas extremadamente sensibles al tacto llamadas puntos hipersensibles.


Los síntomas de la fibromialgia se parecen a los de otras enfermedades como el lupus sistémico, polimialgia reumática, miositis, polimiositis, daño neurológico ocasionado por la diabetes, enfermedades de la tiroides, tendinitis, bursitis, síndrome de agotamiento crónico y otros. Es imprescindible descartar éstas antes de una diagnosis de fibromialgia y su posterior tratamiento.

No fue hasta hace poco, en el 1992, que la Organización Mundial dela Salud (OMS) la reconoció como patología. Es por esto que hay pocos estudios científicos que estudien sus causas y tratamiento y por lo tanto, elaborar una guía dietética es verdaderamente difícil.

El cansancio y el malestar general, el dolor y la ansiedad que padece de forma crónica el enfermo de fibromialgia afecta en su totalidad a su vida cotidiana y por lo tanto, afecta también a sus hábitos alimentarios que se suelen ver alterados (pueden aparecer graves desequilibrios nutricionales y la aparición de obesidad por la falta de ejercicio físico y mal reparto de las calorías).


Es un hecho demostrado que los hábitos alimentarios pueden estar implicados en el origen de algunas enfermedades como las cardiovasculares, la obesidad, la diabetes y determinados tipos de cáncer.


Por lo tanto, una alimentación equilibrada aportará la energía, las vitaminas y los minerales imprescindibles para mejorar la calidad de vida del enfermo y evitar la aparición de complicaciones por carencias o excesos. Una dieta rica en vegetales, rica en potasio, cinc, silicio y selenio y pobre en grasas y proteínas de origen animal ayuda a mantener los músculos y los tendones en buen estado y pueden ayudar a disminuir la sensación de dolor. Los enfermos de fibromialgia deben aportar una ingesta suficiente de calcio a través de la alimentación e incluso a través de suplementos ya que una baja concentración de este en sangre es responsable de la aparición de espasmos musculares.


El magnesio interviene en el proceso de la contracción muscular y su carencia provoca estremecimientos musculares y calambres además de apatía y debilidad. Es frecuente incluir en el tratamiento del enfermo el uso de suplementos de vitaminas antioxidantes como la vitamina A, C y E para combatir el estrés y reforzar el sistema inmune.


Me gustaría informar sobre la existencia de una revista que me parece muy interesante llamada “BIORRITMES”. Se puede encontrar en los quioscos y es especializada en esta enfermedad.

Todos aquellos que querais conocer las últimas novedades en terapias y consultar a los mejores especialistas no dudéis en ojearla.


Para más información al respecto podeis visitar la siguiente web: http://www.biorritmes.com/

9 comentarios:

Pain Management dijo...

La fibromialgia es una enfermedad que ocasiona mucho dolor físico y psicológico al paciente, lo cual afecta la calidad de vida del paciente. La fibromialgia afecta a muchas personas en todo el mundo en mayor porcentaje a las mujeres, esta enfermedad se caracteriza por dolor crónico, intenso, en múltiples localizaciones, cabeza, cuello, hombros y columna vertebral, etc. En esta situación el doctor especialista en manejo de dolor o pain management doctors le prescribirá los medicamentos adecuados para calmar su dolor crónico. La dieta balanceada puede ser de gran ayuda para los pacientes que padecen de fibromialgia.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.